• Productos

ÚLTIMAS NOVEDADES

Encuentre aquí las últimas novedades de nuestros productos en un sólo click.

Novedades

Cilindros

  • Todo sobre los cilindros de seguridad

    Los cilindros son un elemento crucial a la hora de garantizar la seguridad de nuestra vivienda, local o cualquier tipo de propiedad. En caso de intento de hurto, debemos tener en cuenta que, la puerta es el único elemento que nos separa del exterior y que la cerradura es el primer punto que los ladrones intentan forzar. El cilindro,  también conocido como bombín o bombillo, es una de las partes más importantes de la cerradura puesto que es el mecanismo donde introducimos la llave tanto para abrir como para cerrar las puertas. Además, gracias a las diferentes combinaciones existentes y a los niveles de seguridad, nos protegen de las diferentes amenazas externas. Te contaremos todo lo que debes saber acerca de los cilindros de seguridad y los distintos aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir uno que se adecúe a tus necesidades.

    Cómo elegir el cilindro adecuado

    En primer lugar, tenemos que ver la forma del cilindro. El más habitual es el europerfil o de forma de pera, pero también existen ovalados y redondos. No todos los cilindros son apropiados para todas las puertas y cerraduras. Lo más sensato es siempre elegirlo según el uso que vayamos a darle y las funciones que deba cumplir. Dado que no es lo mismo un bombín para una vivienda, para la puerta de una comunidad o para un local a pie de calle, el primer consejo a la hora de seleccionar el adecuado sería pensar bien en la función que este deberá cumplir.

    Otro consejo importante para plantear es que, al elegir el cilindro adecuado, deberemos siempre que tener presente el grosor de nuestra puerta. El cilindro deberá medir un poco más pero, por seguridad, no debe nunca sobresalir más de 3 milímetros para evitar que los ladrones puedan sujetarlo y romperlo. Además, debes tener en cuenta que los cilindros son independientes de las cerraduras: si crees haber perdido las llaves o necesitas un bombillo de más seguridad, es suficiente con sustituirlo e instalarlo en tu cerradura.

    Partes de los cilindros de seguridad

    Los cilindros están compuestos de diferentes elementos: su seguridad se debe a la robustez y calidad de su diseño y al funcionamiento de los diferentes componentes del mismo.

    La llave

    La llave es el elemento necesario para poder accionar el bombín y permitir su cierre y apertura. Esta puede ser de serreta (llave de dientes) o de seguridad (llave plana de puntos).

    El rotor

    El rotor o mecanismo de giro es el espacio en el que se introduce la llave.

    El embrague

    El embrague es el elemento interior del cilindro que controla el extremo desde el que se introduce y efectúa el giro con la llave. Es decir, es el que, al introducir la llave, transmite la información a la leva para accionar el bombín. Existen dos tipos de cilindro según el tipo de embrague. Por un lado, los bombines de embrague simple son aquellos que solo permiten que haya una llave dentro del mismo. Es decir, que la puerta no podrá abrirse por el exterior si la llave está puesta por el interior. Y por el otro, los cilindros con un sistema de embrague doble son aquellos que permiten abrir la puerta, aunque ya haya una llave dentro de uno de los extremos.

    La leva o excéntrica

    Esta es la palanca o dispositivo mecánico que se desliza hacia un lado al girar la llave. Es decir, la leva es el elemento que acciona el mecanismo de la cerradura. Según los materiales de la carpintería, utilizaremos una leva de distinta medida. Para carpintería de madera, se utilizan los bombines de leva larga (15 milímetros). En cambio, para carpintería metálica emplearemos una leva más corta (13,5 milímetros). Los cilindros ovales emplean otro tamaño de leva (10 milímetros).

    El pasador anti-taladro

    Se trata de un elemento diseñado para ofrecer al cilindro una mayor resistencia frente a cualquier ataque con un taladro.

    Los pitones, los muelles y los arietes

    Estos mecanismos configuran la combinación de la llave y se accionan mediante una serie de muelles que se deslizan según las formas y relieves de la llave introducida. Estos a su vez reaccionan a las características de la llave y permiten que, al girar la leva, se accione la cerradura. En consecuencia, cuanto mayor sea la cantidad de pitones, más complicado será realizar una copia de la llave o incluso forzar la cerradura.

    Los cilindros y la protección ante los ataques externos

    En Lince disponemos de distintos tipos de cilindros según sus características y niveles de seguridad. Todos nuestros cilindros son Made In Spain para así garantizar la seguridad. Contamos con cilindros de alta seguridad que incorporan innovadores sistemas de protección proporcionando una gran tranquilidad ante los posibles ataques del exterior. Disponemos también de cilindros de seguridad multipunto, cilindros estándar e incluso dispositivos especiales que aportan soluciones de seguridad para todo tipo de cerramientos. La tecnología y calidad de nuestros bombillos mantendrán tu puerta lejos de las técnicas de robo más extendidas como el bumping, el impresioning, la rotura o la utilización del taladro.

    Protección anti-bumping

    La técnica de robo mediante bumping es aquella en la que los ladrones introducen una llave en la cerradura para golpearla de tal forma que se transmite la energía a los pitones y muelles, estos empiezan a moverse y al final, se abre. Así, consiguen que la puerta se pueda abrir sin apenas forcejeo. Gracias a la protección de los cilindros anti-bumping, C7 y C6, evitaremos este tipo de peligros.

    Protección anti-impresioning

    El impresioning consiste en colocar unas láminas de aluminio deformables o una llave punteada y rellenada con cera en el interior de la cerradura. Cuando la persona entra en casa, estas láminas graban las marcas de la llave original y permite a los ladrones obtener una copia con la que pueden acceder a la vivienda sin oposición alguna y sin dejar rastro de que la puerta ha sido forzada. Gracias a la protección de los cilindros anti-impresioning, C7 y C6, evitaremos este tipo de técnica.

    Protección anti-rotura

    Otra de las técnicas que los cacos utilizan para robar, es el snapping o rotura de cilindro. Esta es una técnica que no requiere demasiada habilidad por la parte de los ladrones ya que consiste en romper el bombín por la mitad mediante el uso de simples herramientas domésticas. La mejor forma de evitar los robos por rotura de cilindro es la instalación de un escudo de seguridad o de un cilindro anti-snap o anti-rotura, como nuestros CPLUS, C6 y C7.  El cilindro CPLUS con rotura programada. Incluye una línea de corte realizado en cada extremo del cuerpo del bombillo, a modo de fusible mecánico o rotura programada. Su propósito es que fracture el cilindro en caso de un ataque por rotura. De este modo, impedimos su rotura y extracción por el eje de sujeción. Además de impedir el acceso, el sistema permite al usuario seguir abriendo la puerta con su llave aunque el cilindro se haya fracturado por la línea de rotura programada.

    Protección anti-taladro

    Aunque suene a película de ciencia ficción, los robos mediante taladro también ocurren en la vida real. Hay ocasiones en las que los intrusos usan un taladro para romper el rotor y así tener acceso a la leva. Una vez taladrado el cilindro, con un simple destornillador se puede mover la leva y abrir la puerta.

    Como habrás podido comprobar, existen numerosas amenazas de las que proteger tanto tu hogar como tu negocio o cualquier tipo de propiedad o pertenencia. Es por esto por lo que la elección de los cilindros es tan importante. Desde LINCE te proporcionamos una amplia variedad y tipos de cilindro para ofrecerte una mayor seguridad.